Abel: La selección del TC representa el contubernio con el oficialismo que irrespeta a la Nación

El Tribunal Constitucional es una institución crucial en el sistema legal de un país, pues se encarga de interpretar y velar por el cumplimiento de la Constitución. En nuestra República Dominicana, su conformación para los próximos 9 años es una responsabilidad exclusiva del presidente Abinader y su mayoría en el CNM.

Abel denunció la intención de poner a presidir el TC a un perremeísta disfrazado: Napóleon Estévez; y ahí está ahora, por su parte, Fidias Aristy fue candidato vicepresidencial del papá del presidente Abinader en 1990. Amaury Reyes es un jurista reconocido pero su selección es una concesión a la magistrada Miriam Germán, quien es su suegra. Sonia Díaz es una activista de Participación Ciudadana, impuesta por encima de decenas de jueces de carrera y abogados de la comunidad jurídica con mayores condiciones y conocimientos que postularon en esta ocasión.

Es importante garantizar que los magistrados designados tengan la experiencia, conocimientos y ética necesarios para ejercer sus funciones de manera imparcial y justa. La confianza en la integridad del Tribunal Constitucional es fundamental para mantener la estabilidad y la confianza en el sistema judicial del país.

Además, el proceso de selección y designación de los magistrados para el Tribunal Constitucional debe ser transparente y basado en criterios objetivos que aseguren la representatividad y competencia de quienes lo integren. Es esencial que se promueva la independencia judicial y se evite cualquier influencia política que pueda comprometer la imparcialidad de este órgano tan importante para el país.

¡TRABAJEMOS JUNTOS CON TRANSPARENCIA Y LEGALIDAD!

Comparte en tus redes sociales:
Abel Presidente 2023 – Todos los derechos reservados